Nunca se den por vencidos

Ante la sospecha de que un adolescente o joven padezca cáncer, una de las cuestiones más debatidas en estos momentos es cuál es el especialista más adecuado para el tratamiento de estos pacientes. La recomendación suele ser referirlos a centros de oncología pediátrica, y este fue el caso de Marco René, joven Sudcaliforniano, quien por los últimos tres años recibió atención en la Unidad de Hemato-Oncología Pediátrica (UHOP) del Hospital Salvatierra. 

Marco René, originario de La Paz, BCS, estaba terminando la preparatoria y buscando entrar a la universidad, cuando recibió una noticia que le cambió la vida. A sus 18 años de edad, acompañado de sus papás, hermana y abuelo, escuchó las fuertes palabras “tienes cáncer”. El mundo se le derrumba a cualquiera con esta noticia. Surgen un millón de preguntas. Marco tenía miedo, sentía enojo, pero con el tiempo todo fue cambiando.

“Jamás me cruzó por la mente que iba a fallecer, mi familia era mi fuerza y eso me hizo salir adelante.”

Marco fue diagnósticado con un linfoma no Hodgkin de células T. En febrero de 2014, comenzó su tratamiento en la UHOP dirigida por el el Dr. Altamirano. Para Marco, el reto más difícil de su enfermedad no era la vergüenza de perder el cabello, sino sentirse débil y no poder recuperarse. Emocionalmente fue toda una travesía. Su mamá siempre lo acompañaba a sus tratamientos, dándole fuerza y energía para seguir luchando.

En la UHOP, Marco encontró un nuevo hogar. Su familia crece con todo el cariño y atención que recibe por parte del equipo médico del hospital. El pasado 6 de diciembre de 2017, gracias ellos y el apoyo de su familia, amigos, fundaciones y gobierno, Marco René recibió la noticia que tanto esperaba, ¡fue dado de alta a vigilancia!

“Soy una mejor persona que antes de tener cáncer, he aprendido a valorar la vida y a no preocuparme por cosas sin razón. Tener cáncer me ha hecho fuerte.”

Esta lección de vida la trasmite Marco a todos quienes le rodean. Con su ejemplo, él nos enseña a ver cada día con alegría. Marco actualmente tiene 21 años de edad, y muchos planes para su futuro.

 


Con tu valioso apoyo, podemos ayudar a más niños de BCS a tener una mejor calidad de vida.
¡Súmate a cambiar el mundo, un niño a la vez!

 

Leave a comment